Uno Dos Tres Cuatro Cinco Seis
  • “LOS VIUDOS DE PODER”
    Octubre 2017

    Los VIUDOS
    José Néstor Pékerman logra clasificar a Colombia al mundial de Rusia 2018, después de haberlo conseguido en Brasil, donde cumplió la mejor presentación de un combinado nacional al obtener el 5° lugar; sin embargo, no ha dejado de recibir críticas de cierto sector del periodismo deportivo.

    Algunos han llegado hasta insinuar, que no debería orientarla en esta cita ecuménica. Y otros, que terminada la cita mundialista, contraten un nuevo estratega.

    Desde que llegó al país a hacerse cargo del combinado nacional y manifestó que se mantendría alejado al igual que los jugadores de los medios de comunicación, que solo habría contacto con estos en las ruedas de prensa, y además, los convocados se darían a conocer en comunicados oficiales, desató la ira de algunos periodistas deportivos; que se sintieron “viudos de poder” ya que estaban enseñados a estar dialogando permanentemente con algunos técnicos anteriores, y conocer de primera mano las convocatorias y los detalles que sucedían al interior de la selección.

    Por supuesto las retaliaciones no se hicieron esperar y comenzaron los vituperios: “cuenta con un cuerpo técnico muy grande”, “que cantidad de personal para tan poco trabajo”, “a don José ni a sus ayudantes los vemos en los estadios”, los planteamientos, las convocatorias, etc. Hasta hoy hay varios a quienes no les gusta nada.

    No estoy haciendo de abogado del seleccionador argentino, puesto que su mejor defensa son los resultados.

    Todos sabemos, que la principal condición para un orientador por parte de la máxima dirigencia del fútbol colombiano es clasificar al mundial. Pues bien, lo repito, don José lo hizo por segunda vez en forma consecutiva. ¿Y si logra realizar otro gran mundial, tendría presentación prescindir de quien ha dado tan buenos resultados?

    Ya sería que directivos y técnico se sentaran a dialogar, para plantearle algunos aspectos que se quisieran corregir o nuevas exigencias para un futuro.

    ¡Ahora, no se adelanten, hay que dejar la inquina! Puede que él esté pensando no continuar con la selección, cualquiera sea el resultado que se dé en el certamen y como dicen por ahí: “ese será otro cantar”.

    ¡Dicen qué Pékerman tiene sus reparos… y qué estratega no los tiene! Quiero rematar insistiendo: para haber clasificado a Colombia, lo mismo que a la Argentina en mayores y ser campeón mundial juvenil con este país, “alguito” positivo debe tener.

    Aquellos que tienen la vieja y fea costumbre de lanzar nombres de jugadores o entrenadores, aunque estos estén trabajando, ya han soltado algunos. Entre ellos el de Reinaldo Rueda, el mismo que destrozaron a punta de catilinarias desde diferentes medios de comunicación, cuando no pudo clasificar una selección que le habían entregado prácticamente eliminada.

    ¡Bueno!… es que estamos en Colombia, donde abundan “los viudos de poder”.

    YECID CORREDOR ACOSTA
    Periodista Acord - Bogotá