Uno Dos Tres Cuatro Cinco Seis
  • ¿SERÁ QUÉ COLFÚTBOL SE CONVIRTIÓ EN UN MONIPODIO?
    Agosto 2018

    MONIPODIO
    Como es conocido por todos, la Superintendencia de Industria y Comercio venía realizando hace cerca de un año, investigaciones de la reventa de boletería por parte de la Federación Colombiana de Fútbol y los operadores encargados de la venta oficial de estas, a los aficionados.

    Después de dichas investigaciones e indagaciones, la Superintendencia formuló pliego de cargos contra la Rectora del Fútbol Colombiano, y los operadores oficiales encargados de la venta de las boletas.

    Precisamente el martes pasado, la Asamblea General de la División Mayor del Fútbol Colombiano, eligió como nuevo presidente de la entidad al señor Jorge Enrique Vélez, en reemplazo de Jorge Perdomo quien salió del cargo de una manera poco ortodoxa.

    Jorge Enrique Vélez es un político perteneciente al partido Cambio Radical, del cual era su director. Se ha desempeñado como Superintendente de Notariado y Registro, Gobernador encargado de la Guajira, asesor de la ONU para la Superintendencia de Transporte. Se lanzó al Senado y la votación no le alcanzó, pero dos años más tarde llegó allí en reemplazo de Luis Carlos torres Rueda, quien había sido destituido e inhabilitado. También fue presidente de la Comisión Arbitral.

    Lo que me llama poderosamente la atención, y creo que no solo a mí sino a los aficionados y al público en general, es que después de conocerse el pliego de cargos contra algunos miembros de la Federación, y los operadores encargados de la venta de la boletería, se haya designado al señor Vélez.

    El señor Vélez viene de ser el director de uno de los partidos políticos, que más ha tenido que ver con problemas de corrupción. Además, es copartidario del Superintendente de Industria y Comercio Pablo Felipe Robledo, quien llevó a cabo toda la investigación.

    ¡Esto no se ve bien, no está bien, y no huele bien! Y me duele que nos golpeen en el intelecto a los colombianos.

    Claramente se ve como una maniobra para manipular, las sanciones que en la parte económica se les viene a los directivos implicados en estos hechos, y las que vendrán por parte de la Fiscalía, que supongo, ya inició o está por iniciar una investigación sobre estos mismos acontecimientos.

    Así, solo le están brindando más argumentos a la opinión pública, para pensar que la institución se convirtió en un monipodio.

    Si pretendían cambiar la imagen, darle otro estatus a la entidad, procedieron de manera equivocada.

    En fin… solo nos resta esperar, porqué como se dice popularmente: “para verdades… ”.

    Hasta pronto.

    YECID CORREDOR ACOSTA
    Periodista Acord - Bogotá