Uno Dos Tres Cuatro Cinco Seis
  • Mundial de Futbol, elecciones en Colombia y nuestra idiosincrasia.
    Junio 2018

    Mundial 2018
    Por estos días nuestro país ha vivido una serie de hechos muy interesantes, como son entre otros: el título conseguido en la Liga por el Deportes Tolima, ante el encopetado Atlético Nacional favorito de las mayorías, las elecciones presidenciales con segunda vuelta incluida, pero cubiertas con un manto de fraude, y la participación de la selección colombiana en plenos comicios, en la vigésima primera edición del Mundial de Fútbol Rusia 2018.

    También, el censurable comportamiento de algunos compatriotas en este evento.

    La cita ecuménica de cada cuatro años, comenzó con una serie de sorpresas: el empate entre argentinos e islandeses a un gol. Con una deslucida presentación de Argentina, y de su máxima figura Lionel Messi, quien desperdició un tiro penalti. Recordemos que Islandia es uno de los oncenos más flojos del grupo y del torneo. Por supuesto la goleada ante Croacia 3 a 0, en la que empeoró en lo individual y en lo colectivo.

    Brasil 1 - Suiza 1, con una regular presentación del cuatro veces campeón mundial. Luego la victoria muy sufrida ante los costarricenses, en tiempo de reposición.

    La derrota de Perú ante Dinamarca 0 a 1 y Posteriormente ante Francia por el mismo marcador, quedando eliminado.

    La de Colombia 1 a 2 ante los japoneses, cuando a los tres minutos es expulsado Carlos Sánchez uno de los pilares en el sector de volantes, por una mano dentro del área, y el penalti en contra que convirtió Kagawa, muy temprano.

    En un aceptable primer tiempo ya que tenía un hombre menos, logra empatar el juego con un excelente tiro libre ejecutado por Quintero. Pero en el segundo tiempo se queda el equipo quizá, debido al desgaste del primer tiempo, además, creo que Pékerman se equivoca en los cambios.

    La grata sorpresa, fue la victoria conseguida por México ante la favorita e intimidante selección alemana. Los “manitos” dirigidos por el colombiano Osorio, realizaron un gran primer tiempo en el cual pudo irse ganador por más de dos goles. En la segunda parte hicieron una propuesta más defensiva, y por primera vez lograron derrotar en un Mundial a la poderosa Alemania.

    El triunfo de los mejicanos frente a Corea del Sur, los deja muy cerca de la clasificación. Les restaría empatar en el juego de cierre de esta fase ante Suecia, las cosas se les complicarían de llegar a perder.

    Alemania cobró vida al derrotar agónicamente a Suecia 2 goles por 1, y se jugará su clasificación lo mismo que los suecos, en el último partido de esta serie.

    A lo mejor, a la parte final del torneo lleguen Alemania y Brasil, pero como casi siempre en este tipo de contiendas, no faltarán las sorpresas.

    De otro lado, no podemos dejar de referirnos a las actuaciones que han tenido algunos aficionados colombianos en este certamen, y que se conocieron en el mundo a través de las redes y los medios de comunicación.

    Lo menos que puede sentirse es bochorno y tristeza al ver los videos, en los que aparecen nuestros compatriotas, en uno maltratando a unas damas japonesas, aprovechándose de ellas debido a que no dominan nuestro idioma. Y en el otro, ufanándose de que han conseguido entrar licor al estadio, burlando la seguridad. ¡Toda una “gesta”!

    Estos actos, simplemente están demostrando la manera como nos hemos venido formando los colombianos, en la cultura del “avivatazgo”, del “todo vale”, “si no lo hago yo, lo hace el otro”, soy un ganador (no importando cómo se gane).

    Lo deja a uno perplejo, es las excusas que exponen de su mal comportamiento estos sujetos, argumentando una serie de estulticias.

    Y así es en la cotidianidad, quien se enorgullece de pasarse un semáforo en rojo, o de manejar alicorado y que ha burlado la autoridad, el que se cuela en la fila, quien compra un título, quien recibe el sueldo y no asiste al trabajo, etc.

    ¿Qué diferencia existe entre estos “caballeros” y el senador que en una plenaria está refutando a su colega, pero que cierra el micrófono, para insultarla?

    Lo peor es que todos los días recibimos mensajes negativos, de quienes deberían ser nuestros formadores y guías; padres, hermanos, y familiares en general. Como también de los personajes de nuestra sociedad; deportistas, artistas, gobernantes.

    Siempre me he preguntado; ¿qué pensarán nuestros niños, cuando escuchan o ven un ilícito cometido por algún funcionario corrupto y que además se burla de la justicia, pero más que todo, qué pensarán sus hijos o nietos? Seguramente estarán concluyendo, que es “muy normal” actuar de esta manera. Por eso lo manifiestan los especialistas en educación: “hay que educar con buenos ejemplos, y no con buenos consejos”.

    ¡Recordémosle a nuestros hijos y familiares que: los errores, las faltas cometidas se pagan con dolor con llanto y hasta con cárcel!

    Ahora, existen los de doble moral, que son aquellos que cometen faltas similares a las de los referidos “personajes” en Rusia, o a la de los políticos de turno, pero como no son conocidas a través de las redes o de los medios de comunicación, no hay problema. Tienen la cultura de “lo bueno en mí, es malo en los demás”. Y estoy casi seguro, de que fueron quienes primero salieron a criticar, lo sucedido en territorio soviético.

    Para terminar: cuando reconozcamos y entendamos que; un amigo, un hermano, un hijo, los padres, por infringir la ley deben pagar por las faltas cometidas, mejoraremos como sociedad. De lo contrario, continuaremos como hasta ahora… carcomidos por la corrupción. ¡Es duro pero no hay de otra… tenemos que enseñarnos y enseñar a asumir las consecuencias de nuestras actuaciones! ¿Será posible?

    YECID CORREDOR ACOSTA
    Periodista Acord - Bogotá